NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Querencia ya entrena en el rancho familiar 
Querencia ya entrena en el rancho familiar 

Querencia ya entrena en el rancho familiar 

*Desde inicios de esta semana ha hecho toreo de salón y al pulsar tanto el capote como la muleta con la mano lesionada se ha sentido más que bien

ADIEL ARMANDO BOLIO

La administración del prometedor novillero queretano Juan Querencia nos informa que tras dos meses y medio de recuperación de la seria lesión que sufriera en la muñeca de la mano derecha, es decir, en los huesos radio y cúbito del antebrazo, a la altura de la citada articulación inferior, incluyendo la ruptura de ligamentos, cuando lidiaba un astado en el campo bravo del estado de Querétaro en diciembre pasado, el doctor que se ha hecho cargo de la atinada atención de su dolencia, el traumatólogo Marcos Roque Chávez, lo ha dado de alta y es por ello que ya se le autorizó a entrenar haciendo toreo de salón, además del físico con el que ya venía cumpliendo con fuerza e intensidad controlada.

Como se sabe, tras casi dos meses de tener inmovilizada la articulación afectada, de haber evitado la intervención quirúrgica, gracias al cumplimiento de las recomendaciones médicas que se le hicieron y de la correspondiente revisión del doctor Roque Chávez, declarándolo en condiciones favorables para terapia física y rehabilitación, misma que consistió en calor local profundo, ejercicios isométricos e isotónicos, progresando de acuerdo a la tolerancia, además de otro tipo de ejercicio y terapia anti fibrosis, es que ahora, como ya lo apuntamos, desde cinco días ya hace toreo de salón y, sobre todo, sintiendo la muñeca lesionada con mayor fuerza cada vez.

Así que ahora, lleno de ilusión, motivación y con su vocación torera más firme que nunca, teniendo muy claro que es lo que pretende en su carrera taurina, Juan Querencia todos los días se alista realizando faenas al toro de su desbordada pasión, ese que le despierta la imaginación y esa inspiración en el trazo de cada lance en el ruedo del rancho de su familia, ubicado en Ezequiel Montes, Querétaro.

Una vez entrado en ritmo, Juan buscará de inmediato poder reaparecer en el campo bravo y ponerse a tono, sobre todo ahora que, ya se están montando novilladas en varios cosos del país, por lo pronto, lo que desea es volver a tener o superar la actividad que tuvo en 2020, pues a pesar de la terrible pandemia, tuvo la fortuna de estar preparándose, aparte de hacerlo en su casa, en cinco ganaderías y en un cortijo.