NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ¡SALE DEL HOSPITAL BERNARDO RENTERÍA!
¡SALE DEL HOSPITAL BERNARDO RENTERÍA!

¡SALE DEL HOSPITAL BERNARDO RENTERÍA!

‘Volví a nacer. Pasé un mes y ocho días hospitalizado en terapia intensiva. De esos días, diez estuve intubado. Fueron momentos tan complicados, que por poco no la cuento. Tuvieron que desfibrilarme es decir tuvieron que darme shocks eléctricos en el corazón. Afortunadamente ya salí’, señala con gran ánimo el matador de toros Bernardo Rentería, quien fue ingresado al hospital luego de contraer covid-19.

En entrevista exclusiva con este medio, el valiente torero recién graduado como sicólogo, agrega: ‘Afortunadamente soy un hombre fuerte y lo pude resistir’.

Debido a lo grave de la enfermedad se siente débil, hasta para caminar. ‘En el hospital, los últimos días, di algunos pasos pero apoyado con una andadera. Me debilité bastante, pero poco a poco iré recobrando la fuerza. El hecho de estar conectado al respirador merma mucho tu fortaleza, pero paulatinamente la iré recuperando’, promete.

Bernardo Rentería es un claro ejemplo de la fortaleza del espíritu humano. ‘Te decía hace rato que es como volver a vivir. Y no es la primera ocasión que la libro. Como torero estuve muy grave cuando en la México me pegaron una cornada muy delicada que me provocó evisceración’, recuerda Rentería, quien un mes antes de contraer covid-19 en entrevista habló ‘con el corazón en la mano’ de una de sus etapas más difíciles como ser humano: Cuando se enganchó a sustancias tóxicas, situación que lo puso a las puertas de la muerte porque contemplaba el suicidio.

‘También la vi cerca en el pasado temblor del 19 de septiembre de 2017. Un tipo aventó a una señora y al reclamarle me enterró un objeto punzocortante. Ese día fui al hospital y la cosa no pasó a mayores’, apunta Bernardo, quien deberá de continuar con una serie de cuidados en casa, por lo que ya está adaptada con todo lo que necesita.

Una vez recuperado, el torero continuará con sus planes de ejercer la sicológica y ayudar no sólo a la población en general sino piensa enfocarse también en los hombres que visten de luces.

Está visto que el matador de toros Bernardo Rentería es un ejemplo de vida y fortaleza. Es muestra clara del indómito corazón del ser humano y particularmente de los hombres que visten de luces… ¡Torero, bienvenido a la vida!