NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Sendas orejas a CUÉLLAR y BUENAÑO, ante serio encierro de Real de Valladolid
Sendas orejas a CUÉLLAR y BUENAÑO, ante serio encierro de Real de Valladolid

Sendas orejas a CUÉLLAR y BUENAÑO, ante serio encierro de Real de Valladolid

TECOMATLÁN, Hidalgo.- Cuando sale el toro-toro todo lo que sucede en el ruedo cobra un valor especial. Y fue precisamente ‘su majestad’, el de negro, lo que saltó al ruedo este sábado en Tecomatlán, donde se jugó un encierro muy bien presentado de Real de Valladolid, cuyos astados dieron juego desigual.

Abrió plaza Manuel González ‘Montoyita’, quien estuvo  muy voluntarioso y logró pases ayudados de gran mérito ante un toro nada fácil al que pasaportó de estocada honda para ser ovacionado.

El diestro español Ocaña Serrano enfrentó también un ‘señor toro’, con el que anduvo valiente y con mucho oficio. Sometió al burel, que en cuanto sintió el poder de la muleta de Ocaña se rajó. Lo que pudo ser una oreja de gran mérito quedó en fuertes palmas pues el torero, aunque dejó una estocada honda,  necesitó de cinco golpes de descabello para escuchar un aviso pero también fuertes palmas de la afición que se emocionó con su determinación.

El tercero fue otro toro serio, que correspondió a Luis Miguel Cuéllar. El burel, aunque con las complicaciones propiedad de la edad, humillaba y tenía codicía. El torero afincado en Aguascalientes logró pases importantes sobre todo al torear al natural.

Sin miramientos se tiró a matar en corto y por derecho para cobrar una buena estocada.

Cortó una merecida oreja.

Cerró plaza el novillero venezolano Leonardo Buenaño, quien corrió la mano con temple y buen gusto a un toro noble que embestía humillado. Tras estocada en buen sitio cortó un apéndice.

Al término del festejo, los aficionados salieron contentos del coso, que registró un lleno, pues todo lo que los cuatro toreros lograron delante del encierro michoacano tuvo gran valor.

*En la foto de abajo, el diestro español OCAÑA SERRANO con el segundo de la tarde

N. de la R.- Las orejas que NO OTORGA el juez no valen y por lo tanto no las consignamos.

ocana-serrano-manuel

error: ¡¡El contenido está protegido !!