NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ‘Soy torero por las sensaciones’: VALADEZ
‘Soy torero por las sensaciones’: VALADEZ

‘Soy torero por las sensaciones’: VALADEZ

‘Desde que tenía siete años de edad quería vestir de luces. No soy torero para ganar dinero. Soy torero por las sensaciones que te da la profesión, cuando era niño no soñaba con el dinero, sólo quería torear y ya’, reconoce el diestro Leo Valadez, quien apenas el pasado domingo firmó una importante tarde en el coso El Nuevo Progreso de Guadalajara, donde salió a hombros luego de cortar tres orejas.

Hombre de pocas palabras, reconoce que le gusta expresarse en el ruedo, con capote y muleta. El comentario del aguascalentense, que se doctoró en el coso español de Zaragoza en octubre de 2017, llama la atención porque muchos de los hombres que han llegado a vestir de luces, aparte de la vocación que inevitablemente deben de atesorar, encuentran en la retribución económica -sabedores de lo que ganan las grandes figuras de la tauromaquia- un motivo para salir a un coso a jugarse la vida.

Lo de Leo va más allá del factor económico: ‘No es que no quiera ganar dinero de la profesión. Ese llegará por añadidura, pero lo que me mueve es el factor de las sensaciones. Me da mucho gusto torear’.

El hidrocálido, que entrena con ahínco en las dos plazas de toros de su tierra natal, reconoce que la tarde que firmó el pasado fin de semana en la Plaza El Nuevo Progreso: ‘Fue una tarde importante en la que las cosas se dieron muy bien. Ojalá que tenga repercusiones y se me abran las puertas de otros escenarios. Me sentí muy a gusto’.

Reconoce que admira a toreros españoles como Julián López ‘El Juli’, Alejandro Talavante y Antonio Ferrera.

Sobre los matadores de toros de nuestro país que le inspiran, dice categórico: ‘Soy admirador del maestro David Silveti, creo que tenía gran transmisión hacia el tendido y el toreo se trata de eso, de transmitir algo, de poderte expresar’.

Apunta Valadez que el torero tiene muchas influencias del mundo del arte, ‘pero no es un actor, lo que sucede en el ruedo no es una actuación, todo es de verdad’, manifiesta el diestro, que cumplirá 22 años de edad la próxima semana.

Lo complicado del panorama actual para las nuevas generaciones de toreros se ve reflejado en la respuesta de Valadez, cuando habla sobre los próximos compromisos que tiene en puerta: ‘De momento no tengo otra tarde firmada, sólo fue la de Guadalajara. Ojalá salga algo’.

-¿Y algún tentadero?

– ‘No lo sé. No tengo.

Tras estas palabras, el reciente triunfador en la plaza ‘torista’ tapatía dio por concluida la entrevista en la que quedó de manifiesto que prefiere expresarse con capote y muleta en el dorado albero de una plaza de toros, porque sabe que las palabras se las lleva el viento.