TEZIUTLÁN: Triunfal adiós de ZOTOLUCO y JERÓNIMO levanta la mano (*Fotos*)

 

Por ADIEL ARMANDO BOLIO, enviado/FOTOS de ANGEL SAINOS

TEZIUTLÁN, Puebla. Domingo 31 de julio.- Una muestra auténtica de la maestría y el poderío que tiene en su toreo fue la que expuso el diestro mexiqueño Eulalio López “Zotoluco” durante la primera corrida de la Feria de Teziutlán consagrada a la Virgen de la Asunción y en su edición LXXIII, llegando a cortarle las orejas al toro de su despedida de la afición de la llamada “Perla de la Sierra” en reconocimiento a su brillante trayectoria.

En tanto su alternante poblano Jerónimo, con quien por cierto “Zotoluco” llegó a alternar hasta en cinco tardes de las nueve con que cumplió desde 1999 a la fecha, alzó de manera importante la mano con la intención de reclamar un sitio relevante que le debe la Fiesta de los Toros a tan personalísimo diestro al “tumbarle” un apéndice a cada uno de sus astados para al final acompañar a “Zotoluco” en una emotiva y triunfal salida en hombros por la Puerta Grande de El Carmen. El tercero en el cartel, debutante en el bello y sesentón coso techado “El Pinal”, el dinástico Diego Silveti, lo hizo causando una más que grata impresión pero la espada le jugó una mala pasada.

De esta manera, ante un casi lleno en tarde fría, se lidiaron seis ejemplares de la dehesa queretana de La Venta de Romero que, la verdad sea dicha, dejaron mucho que desear pues evidenciaron falta de casta, mansedumbre y hasta peligro, estando muy por encima de los bureles sus respectivos lidiadores.

Eulalio López “Zotoluco” en el toro que abrió el festejo se mostró empeñoso con el capote pero con la sarga, a pesar de los problemas que le presentó su antagonista, le logró “robar” meritorios muletazos por el pitón derecho. Terminó de pinchazo y estocada trasera y caída para escuchar fuertes aplausos.

A su segundo, el de la despedida de esta plaza, llamado “Paisano”, volvió a dejarse ver voluntarioso en el manejo del capote pero una vez más con la sarga, por los dos perfiles, demostró de forma magistral su poder y oficio con el nada fácil ejemplar ventaromereño y bajo las notas musicales y llenas de sentimiento de “Las Golondrinas”. Terminó de pinchazo y estocada para que le fueran concedidas las orejas.

En el primer ejemplar de su lote, “Tony” de nombre, Jerónimo estuvo variado y torero con el capote en lances a la verónica, cargando la suerte, otros a pies juntos y chicuelinas. Su labor de muleta la brindó a su colega “Zotoluco” para cuajarla a base de pasajes de mucha personalidad por los dos pitones, con temple y mucha clase. Terminó de pinchazo y estocada tendida para obtener un apéndice.

En su segundo, “Emprendedor”, inició al hilo de las tablas con una rodolfina y luego, casi en el mismo terreno, dar lances a la verónica. Con la franela ha realizado un trasteo con mucho empaque a través de varias series templadas con ambas manos, concluyendo de pinchazo hondo de efectos mortales para de nueva cuenta hacerse de una oreja.

El nuevo en el coso “El Pinal”, Diego Silveti, en su primero estuvo empeñoso con el capote y su quehacer muleteril fue básicamente derechista y mucha clase ya que por el izquierdo era imposible. Acabó de estocada tendida y cuatro golpes de descabello para ser aplaudido.

Y en el que cerró plaza lanceó bien a pies juntos y con la muleta ejecutó una faena talentosa y torera por ambos lados, además de imprimirle lucimiento a su inspiración. Finiquitó de pinchazo y estocada atravesada para despedirse con una fuerte ovación.

FICHA: TEZIUTLÁN, Puebla. Primera corrida de la Feria de la Virgen de la Asunción. Coso “El Pinal”. Entrada: Casi lleno. Toros de La Venta de Romero que dejaron mucho que desear. Eulalio López “Zotoluco”, quien se despidió de esta plaza: Palmas y dos orejas en el del adiós. Jerónimo: Una oreja y una oreja. Diego Silveti, quien debutó en este coso: Palmas y ovación. Al final, “Zotoluco” y Jerónimo salieron en hombros por la Puerta Grande de El Carmen.

* FOTOS DE ANGEL SAINOS

El pase de diapositivas requiere JavaScript.