NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Tres orejas y salida en hombros de Emiliano Gamero
Tres orejas y salida en hombros de Emiliano Gamero

Tres orejas y salida en hombros de Emiliano Gamero

Por: ADIEL ARMANDO BOLIO, enviado

SAN MIGUEL EL ALTO, Jalisco. Martes 29 de septiembre.- Bajo un ambiente totalmente fiestero, se celebró este día de San Miguel Arcángel, la segunda y última corrida que cerraba la feria de La Joya de Los Altos, misma en la que resultó triunfador el rejoneador defeño Emiliano Gamero al cortar tres apéndices. Mientras tanto, en la lidia a pie, el joven diestro peruano Andrés Roca Rey, se hizo de una oreja en el toro de su debut como matador de toros en ruedos mexicanos y Octavio García “El Payo” se adueñó de una oreja en un toro de regalo.

Una vez hecho el paseíllo, se le rindió un merecido homenaje al torero más reciente que ha tenido San Miguel el Alto y que fuera un extraordinario banderillero Armando Ramírez Montaño “El Bam bam” por parte de la empresa.

Ante un lleno a reventar, en tarde calurosa pero de clima agradable, se lidiaron dos toros para rejones de La Soledad, uno de Pablo Moreno de buen juego y el otro muy parado, de Puerta Grande. Y para la lidia a pie, cinco de Medina Ibarra, siendo bueno el tercero, pero que no se pudo ver por las dos tremendas maromas que se dio y el quinto de regalo. Y uno de La Soledad, el sexto de obsequio muy soso.

El rejoneador distritense EMILIANO GAMERO en el toro que abrió plaza, de la dehesa de Pablo Moreno, llamado “Navegante”, que se prestó para el lucimiento, empezó caballero en plaza arriba de “Peyote”, doblándose y templando a la grupa, para dejar el único rejón de castigo y salir toreando con la banderola. Luego, sobre “Casanova” templó de costado y exponiendo para clavar una banderilla larga a una mano de frente, de manera espectacular. Hizo el toreo de costado para dejar otro palo al estribo, en medio del contento general. Siguió montando a “Leyenda” para poner al cambio otro garapullo. Volvió a cambiar de cabalgadura y manejando la rienda de ·”Cigala” puso dos banderillas al violín que arrancaron fuertes ovaciones y que el torero a la jineta festejó dando cuatro balotadas y un desplante. Finalmente con “Presagio” clavó dos banderillas cortas para luego brindarle al ganadero de Puerta Grande don Gerardo Salas Luján, la muerte del astado, para dejar una estocada que descordó al burel y a petición popular se le otorgó una oreja, dando vuelta al ruedo con el forcado Ismael Rodríguez “Carmona”

En su segundo, llamado “Profe” de la finca de Puerta Grande, encima de “Quimera” comenzó doblándose para después dejar colocado al toro y clavarle dos rejones de castigo, para a continuación torear con la banderola y exponer de más a su cabalgadura. Después, con “Pasión” realizó giros en la cara del toro, dejando cuatro banderillas a una mano, al estribo, dando el pecho del corcel, pues había que obligar al ejemplar que ya estaba muy parado, por lo que tuvo que exponer el caballero en plaza. Finalmente, sobre “Presagio” tras brindar la muerte a los empresarios de Casa Toreros, Pablo Moreno y Juan Pablo Corona, terminó de certera estocada y a petición general se le concedieron las dos orejas, para dar una vuelta al ruedo con el forcado Fernando Montoya.

Los FORCADOS QUERETANOS en uno realizaron la pega al primer intento de manera valiente y espectacular a través de la pega de cara de Ismael Rodríguez “Carmona” y el rabilleo muy vistoso de Jorge Duque.

Y en el otro, al segundo intento, lo logró de manera emocionante el forcado de cara Fernando Montoya y volvió a rabillar de manera vistosa y valiente Jorge Duque.

A pie, el espada queretano OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO” en el primer astado de su lote de la ganadería de Medina Ibarra, que empezó bien, pero terminó con la cabeza arriba y rajándose, lo lanceó bien a la verónica a pies juntos. Luego del tercio de varas, el casquillo de la puya del picador Salomón Azpeitia, se quedó en el toro y así se lidió. Con la muleta empezó doblándose toreramente y con suavidad, para después dar varias series de derechazos atemperando la embestida pues en el último tiempo de la suerte tiraba un derrote. El toro no fue fácil, pero el torero ahí estuvo con mucho oficio y valor para inclusive sacar muletazos de mucho mérito por el lado natural. Mató de pinchazo y estocada para ser despedido entre aplausos.

A su segundo, también de Medina Ibarra, que pintaba para ser extraordinario, pero que después de dos volteretas clavando los pitones en la arena, se destroncó por completo y poco le pudo hacer Octavio. Sin embargo, lo lanceó bien a la verónica y después de esa serie vino la primera voltereta. En el tercio de varas, romaneó por completo la cabalgadura del piquero Efrén Acosta López, para derribarlo de manera aparatosa. Se incorporó y aplicó un puyazo muy bueno y saliendo de ahí, vino la otra voltereta que dejó en muy malas condiciones al toro. Aun así, con la muleta lo intentó el torero pues inclusive el toro hacía por embestir, pero no podía. Terminó por abreviar, realizando labor de aliño para matar de estocada que atravesó y otra de manera certera, para escuchar palmas.

En el quinto de la lidia a pie, de regalo, de nombre “Tipazo” de la misma ganadería de Medina Ibarra, “El Payo” ha veroniqueado de manera estupenda, para después con la muleta, cuajar una faena básicamente derechista, con mucho temple, clase, calidad y hondura. Se sintió tan bien el torero que hubo un momento en que se engolosinó y estuvo cerca de ser herido, pero por fortuna no pasó nada. Siguió con el mismo gusto, desarrollando su tauromaquia con la mano diestra, para concluir de un pinchazo hondo y una estocada casi entera, ligeramente tendida para que a petición popular se le otorgara un apéndice.

El debutante en ruedos mexicanos como matador de toros, el peruano ANDRÉS ROCA REY, en el primer burel que le tocó en suerte, de nombre “Gran Amigo” de Medina Ibarra, se dejó ver variado y muy torero con el capote para hacerse ovacionar. Sobre todo en un quite por tafalleras y caleserinas. Su labor de muleta la comenzó con mucha estética y torerismo, caminándole de las tablas a los medios con pases de trinchera, por bajo, de la firma y el de pecho, para luego, al buen ejemplar, largarle derechazos con temple y clase en varias series, intercalando adornos como los pases de trinchera, la vitolina, el cambiado por la espalda y el de pecho. Por naturales a base de estar encima, le logró dar pases aislados de mucho mérito y en un palmo de terreno. Continuó mejor por derechazos rematando con una arrucina y el de pecho, además de hacer el toreo en redondo, terminando con pases ayudados por alto y por bajo, para matar de media estocada ligeramente contraria lo que le valió cortar una oreja.

En su segundo, igualmente de Medina Ibarra, muy complicado, al que el diestro peruano lo lanceó bien a la verónica, con mucho valor y después quitó con mucho redaños por gaoneras en el centro del ruedo. Antes, en el tercio de varas, el varilarguero David Vázquez, cuajó un gran puyazo. Con la sarga, Roca Rey inició en el centro del ruedo con dos cambiados por la espalda muy ceñidos ligando el pase de pecho, un ayudado por bajo y otro más de pecho. Cuando inició su labor derechista, el toro evidenció todas las complicaciones que tenía y aun así se la jugó el torero, por ambos perfiles, logrando muletazos de mucho mérito y aguantando leña de verdad. Fue una labor que entusiasmo al público y que terminó el diestro con una tanda de ayudados por alto. Se tiró a matar, dejando dos pinchazos y una estocada, para ser aplaudido.

Y en el sexto, de regalo, de La Soledad, un toro soso, deslucido, al que el espada sudamericano lo lanceó a pies juntos de manera estupenda. Para después llevarlo al caballo por tapatías y quitrar vistosamente por chicuelinas y tafalleras. Al tercio final, el toro llegó embistiendo con la cabeza arriba, pero gracias a la inteligencia y al buen oficio de Andrés, le cuajó una faena que no tenía el bobalicón. Derechazos, naturales, adornos como el afarolado, el de pecho y el trincherazo, formaron parte de este trasteo. Terminó como empezó, con pases ayudados por alto y mató de media estocada y tres golpes de descabello, para ser despedido con una fuerte ovación.

FICHA: SAN MIGUEL EL ALTO, Jalisco. Segunda y última corrida de la Feria en honor a San Miguel Arcángel. Coso “Carmelo Pérez”. Entrada: lleno a reventar en tarde calurosa pero de agradable clima. Dos toros para rejones, uno de Pablo Moreno, bueno y el otro, de Puerta Grande, muy parado. Y cinco para la lidia a pie de Medina Ibarra, siendo buenos el tercero que por desgracia se malogró y no se pudo ver, al dar dos marometas y el quinto de regalo. Y un sexto de obsequio, muy soso de La Soledad. El rejoneador Emiliano Gamero: una oreja y dos orejas. Los Forcados Queretanos: lograron dos pegas espectaculares, la primera en el primer viaje y la segunda en un segundo intento, dando en ambas, vueltas al ruedo con el rejoneador. A pie. Octavio García “El Payo”: palmas, palmas y una oreja en el de regalo. El peruano Andrés Roca Rey, quien debutó en ruedos mexicanos como matador de toros: una oreja, palmas y ovación en el de obsequio.

INCIDENCIAS: El picador David Vázquez logró un gran puyazo al cuarto toro de la lidia a pie. Y el también varilarguero Efrén Acosta López, tras un espectacular tumbo, tuvo que ser enviado a Aguascalientes a la Clínica Guadalupe, para ser atendido de una posible fractura del fémur derecho. Se le rindió un merecido homenaje al torero más reciente que ha tenido San Miguel el Alto y que fuera un extraordinario banderillero Armando Ramírez Montaño “El Bam bam” por parte de la empresa.

error: ¡¡El contenido está protegido !!