Un renovado Sergio Flores parte plaza hoy

Foto Cortesía @sfloresprensa

Sergio Flores, uno de los toreros más sólidos del escalafón mexicano, forma parte del cartel inaugural de la Feria de León, que arranca este día en la Plaza La Luz.

El enrazado diestro tlaxcalteca afronta el compromiso en la tierra ‘donde la vida no vale nada’ con gran ilusión después de dar inicio de manera exitosa su temporada.

‘Corté una oreja el pasado fin de semana en la Plaza Jorge Ranchero Aguilar, me sentí muy a gusto. Pude haber cortado más orejas, pero me apresuré con la toledana en el otro astado y ahí se escapó el trofeo’, comenta el diestro, que está encerrado ‘a piedra y lodo’ en la ganadería mexiquense de Caparica, propiedad de su apoderado Roberto Viezcas.

 

CAMBIOS

A lo largo de la pandemia, el torero ha ido experimentando una metamorfosis en su manera de pensar y de sentir, lo que se refleja en su propuesta taurina.

Aunque reconoce la importancia del corte de orejas, señala que son más trascendentes las sensaciones que se transmiten a los tendidos.

‘Actualmente nuestra sociedad se basa en cifras y cosas superfluas. Dime cuánto tienes y te diré cuánto vales. Así pasa también en la fiesta brava, muchas veces nos dejamos llevar por las cifras, por el corte de orejas haciendo de lado las emociones que debemos sentir y transmitir’, comenta.

El torero pone ‘el dedo en la llaga’ al señalar que: ‘En ocasiones a los toreros se nos olvida que somos artistas, que debemos transmitir sensaciones y emociones. Claro que un mismo artista, llámese pintor, músico, escultor o torero, tienen unas obras mejores que otras, pero las emociones son fundamentales’.

 

ENFOCADO

A través de las redes sociales, a Sergio se le nota relajado como se hubiera quitado ‘un gran peso de encima’. Al respecto, comenta: ‘Algo hubo de eso. Me quité muchas cosas que traía en la cabeza y pude enfocarme en lo que me hace feliz que es torear, pero como expresión artística. Claro que las orejas y los rabos siempre serán fundamentales, pero cuando sólo sales a la plaza a cortar las orejas por hacerlo se pierde la esencia que te llevó algún día a abrazar la profesión de torero. Es algo así como volver a lo básico’.

Después del compromiso de este día en León, donde alternará con Antonio Ferrera y Diego San Román para lidiar un encierro de Arroyo Zarco, el enrazado tlaxcalteca tiene varios compromisos firmados para febrero en la zona de los Altos de Jalisco.