Dos orejas y salida en hombros de Luis David en Rincón de Romos (*Fotos*)

Por ADIEL ARMANDO BOLIO, enviado

RINCÓN DE ROMOS, Aguascalientes. Sábado 14 de enero.-  Antes de iniciar lo sucedido en la corrida de la CLI Feria Regional del Señor de las Angustias, en esta población rinconense, debemos darle una fuerte ovación a la empresa que representan el matador Javier Reynoso y el señor Jorge Gutiérrez, al echar para adelante con el festejo luego de que la noche anterior a éste, sin la más mínima ética profesional, se salió del cartel al que le dicen figura del toreo peruano Andrés Roca Rey, por supuestamente resentirse de la lesión que sufrió al estar actuando en la pasada Feria de Manizales, en Colombia. El asunto es que se dejó anunciar y la noche anterior, repetimos, se salió del cartel poniendo de por medio un certificado médico, algo que ya se le está haciendo costumbre, por ello nuestra enhorabuena a la empresa, que se la jugó dando el festejo supliendo de manera más que correcta al torero inca con el estupendo diestro queretano Octavio García “El Payo”, quedando así mucho mejor el cartel y no la hemos pasado chipén de verdad.

Así pues, ante poco más de media entrada en tarde fresca y agradable en el coso portátil español “La Ronda”, el triunfador del festejo fue el joven aquicalidense Luis David Adame, al cortar dos orejas y por ello salir en hombros por la Puerta Grande. En tanto que su alternante Octavio García “El Payo” ha tenido una brillante actuación y la verdad es que merecía haber cortado una oreja en su primer astado. Y a caballo, el joven torero a la jineta queretano sin doctorado, Santiago Zendejas, tuvo una intervención más que decorosa haciendo augurar que en él puede haber un rejoneador importante en un futuro próximo.

Se lidiaron entonces cinco toros, uno de ellos para rejones, de la ganadería zacatecana de Pozo Hondo, de buena presencia, con kilos y dejándose torear en general, a pesar de que acusaron sosería y falta de fuerza.

Cabe señalar que un aficionado que no estuvo en la corrida nos hizo saber que mientras comenzaba el festejo en Rincón de Romos, en el Centro Comercial “Espacio” de la ciudad de Aguascalientes, un grupo de todavía seguidores del sudamericano Andrés Roca Rey lo descubrieron en dicho lugar y se tomaron las consabidas fotografías del recuerdo. “Que torero tan profesional no cabe duda”. Es una vergüenza que las empresas sigan  creyendo en la seriedad y profesionalismo de este torero.

Abrió el festejo mixto el joven rejoneador queretano, sin alternativa, SANTIAGO ZENDEJAS, quien montando a “Minuto” toreó bien a la grupa, se dobló con atingencia y tras hacerse del toro, colocó atinadamente un rejón de castigo para, después, encima de “Cali”, clavar una banderilla larga a una mano, sin sentirse cómodo con esa cabalgadura, por lo que la cambió y sacó entonces a “Aníbal” y así empezó a crecer en su faena, dejando de manera lucida otro palo largo y dos más al violín de buena ejecución. Después, manejando las riendas de “Pain” colocó otros dos rehiletes largos a una mano, incluyendo un giro en la cara del toro. Al final, arriba de “Minimí” se dejó ver de manera espectacular colocando dos banderillas cortas y dejando un rejón de muerte que no fue suficiente para después echar pie a tierra y concluir al tercer golpe de descabello, saliendo finalmente al tercio para agradecer la ovación.

A pie, el espada queretano OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO”, en el primer toro de su lote lanceó de manera estupenda a la verónica. En el tercio de varas sufrió aparatoso tumbo el picador Jorge Morales. Con la franela, el rubio diestro, ante la poca fuerza del astado, cuajó una faena de asentamiento por ambos lados sobresaliendo lo que hizo por el pitón derecho, intercalando detalles muy toreros como el molinete invertido, el de trinchera y el desdén. Lo volvió a intentar por naturales con mucho oficio, matando de estocada honda y tendida para ser ovacionado en el tercio cuando bien se le pudo haber otorgado una oreja, trasteo por cierto que le pasó de noche tanto al público como al juez de plaza.

En su segundo, “El Payo” instrumentó lances a la verónica con mucho valor y exposición. Con la sarga, a un ejemplar algo aplomado, pero que se dejaba torear, le realizó una faena a base de tersura, temple y mucha sobriedad ligando derechazos y naturales de estupenda factura, recreándose en cada muletazo y haciendo reaccionar al público en su honor. Se tiró a matar y desgraciadamente pinchó en una ocasión y dejó una estocada honda que hizo doblar al toro para al final hacerse ovacionar.

A su primer astado, llamado “Romerito”, el diestro aquicalidense LUIS DAVID ADAME lo veroniqueó con clase y suavidad para luego lucirse en un quite por caleserinas. Tras brindarle al empresario Javier Reynoso y a pesar de que el toro tenía un poquito más de fuerza, le cuajó una faena llena de talento y torerismo, con buen trazo e impecable dimensión. Logró derechazos y naturales de estupenda técnica y calidad. Finalizó con una serie de ajustadas manoletinas para reventar al toro de certera estocada, por lo que le fue concedida una oreja.

Y en el ejemplar que cerró el festejo, de nombre “Tecolote”, tras bregarlo, le ligó chicuelinas de buena ejecución además de quitar igualmente por el lance de la creación del célebre diestro andaluz Manuel Jiménez “Chicuelo”. Al toro, que era soso y muy parado pero que tuvo nobleza, Luis David le empezó su labor de muleta con pases por alto de costado, continuando con mucha disposición y ganas de agradar por ambos perfiles, siempre porfiando y hasta lograr pasajes de importancia. Terminó de efectiva estocada para que le fuera concedida una más que merecida oreja y así salir en hombros al finalizar la función para convertirse en el flamante triunfador de la tarde ferial rinconense.

 FICHA: RINCÓN DE ROMOS, Aguascalientes. Corrida mixta de la CLI Feria Regional del Señor de las Angustias. Coso portátil “La Ronda”. Entrada: Poco más de media, en tarde fresca. Cinco toros de Pozo Hondo, bien presentados, con kilos y que se dejaron torear en términos generales. El rejoneador Santiago Zendejas: Al tercio. A pie, el queretano Octavio García “El Payo”: Al tercio y ovación. Luis David Adame: Una oreja y una oreja, con salida en hombros.

Fotos Efrén González y de un aficionado